Lemon PC

Pasos para configurar tu PC

1- Placa base

Primero debes tener claro qué formato quieres, dependiendo de lo grande que quieres que sea tu PC y se adapte a tus medidas: ATX, micro ATX o mini ITX. Esta decisión también deberás tenerla en cuenta a la hora de elegir otros componentes como la caja para tu PC o la memoria RAM.

Otro de los puntos clave en los que debes fijarte cuando elijas la placa base para tu PC es el zócalo o socket. Este elemento es el lugar que ocupa le procesador.

2- Procesador

Una pregunta clave para hacer una óptima elección al plantearte qué procesador elegir es conocer qué uso quieres dar a tu ordenador: oficina, uso diario, gaming, etc. Cuando te planteas qué procesador elegir puedes sorprenderte y envolverte por la gran cantidad de variedad que existe. Ya no sólo hay diferentes tipos de procesador, es que también hay generaciones diferentes. Cuanto más núcleos o hilos tenga un procesador más potente es.

Hay una duda que casi siempre se plantea. Esta no es otra que elegir entre Intel y AMD.

Los zócalos (sockets) son otras especificaciones que te puede interesar valorar. También habrá que saber si es compatible con la placa base.

3- Memória RAM

Lo primero que debemos tener claro a la hora de elegir cuánta memoria RAM necesitará nuestro PC es, precisamente, el uso que vamos a darle. Obviamente no necesitas la misma cantidad de RAM para montar un PC Gaming que un de oficina.

4- Disco duro

Aquellos que necesitan rendimiento, el tipo de disco duro perfecto será un SSD. La razón principal es su velocidad de transferencia, que supera los 500 MB / s de escritura y lectura.

Si este disco duro lo comparamos con un HDD, la velocidad de lectura no supera los 180 MB / s, y la de escritura es bastante menor.

La diferencia de rendimiento puede ser mucho mayor, si nos vamos a los SSD M.2 NVMe, los cuales llegan hasta 4.000 MB / s de lectura y hasta 3.400 MB / s de escritura.

Por otra parte, si buscamos mucha capacidad (más de 1 TB), nuestro candidato debe ser un HDD o disco duro mecánico. Dependiendo del uso que le quiera dar, le recomendaría un 2.5 pulgadas o de 3.5 pulgadas. A rasgos generales, si va a estar accediendo continuamente a él, que sea de 2.5 pulgadas; si sólo lo utiliza para almacenar datos, 3.5 pulgadas.

5- Ventilador de la CPU

Tanto Intel como AMD venden disipadores junto con sus procesadores. Pero es recomendable comprar otro, resultan ser insuficientes porque cuando le exigimos un poco de más en el procesador, se calientan demasiado.

Para saber que disipador comprar, sólo se necesitan saber dos cosas: cuál es el zócalo o zócalo de nuestra placa base y cuál es la compatibilidad del disipador.

Existen 3 tipos de disipador oventilador de CPU:
Ventiladores de ordenador de serie: Estos son los ventiladores de ordenador genéricos que habíamos hablado anteriormente, que vienen en las cajas de las CPU de AMD.

Disipadores CPU de aire: Son una opción a tener muy en cuenta para todos aquellos que se acaban de montar un PC Gamer por primera vez.

Refrigeración líquida PC: Estos ventiladores cuentan con una bomba con tubos en los que hay agua o un líquido refrigerante en su interior. Cuando la CPU comienza a calentarse, este calor entra en contacto con el cobre y lo transmite directamente a el líquido, consiguiendo aenfriar la temperatura de una manera mucho más rápida y efectiva.

6- Tarjeta gráfica

De nada servirá adquirir una tarjeta de alta gama si ni memoria ni procesador están equilibrados y complementarán a la nueva bestia del equipo.
En cada modelo de tarjeta gráfica hay innumerables características que nos marcan la potencia y rendimiento de la misma. Otro valor al que hay que prestar atención es el tipo de memoria que incluye la tarjeta y el ancho de banda de la misma.
Hay diferentes fabricantes y gamas, y entre ellos están Nvidia y AMD. Habrá elegir entre ellos según la ranura que tenga la placa base para que sean compatibles.

Hay que tener en cuenta el consumo, refrigeración, los conectores o las salidas de vídeo que ofrecen para las pantallas.

7- Caja / Torre

Primero debes elegir una caja de acuerdo con el formato de tu placa base y en la medida de tus componentes.
Segundo, dependerá de donde la vayas a colocar físicamente en el escritorio, deberás adaptar el tamaño de la caja.

Y tercero, hay que tener en cuenta la refrigeración interna de la caja, ya que es un punto crítico para un buen rendimiento en el sistema.

8- Fuente de alimentación

Una de las varias cosas a tener en cuenta es el formato de la fuente, ya que dependiendo de la caja del ordenador deberás elegir unas u otras.
Otra cosa a tener en cuenta es la potencia de la fuente. La potencia total de la fuente vendrá determinada por el consumo energético del procesador, de la tarjeta gráfica y del número de discos que quieras instalar.

Y por último y no menos importante, la certificación de la fuente. Cuanto mejor sea esta certificación, mejor optimización de la conversión eléctrica, minimizando la pérdida de energía en forma de calor, por lo que conseguirás ahorrar en electricidad (la certificación 80+).

Scroll Up